La traducción al gallego de “Santo Rosario” se presentó en Lugo

La sede de la fundación Novacaixagalicia acogió ayer la presentación de la traducción al gallego del libro ‘Santo Rosario’, de Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. La obra ha sido editada por Follas Novas y la traducción es obra de Araceli Filgueira Iglesias. La traductora, que es lucense, cuenta con una amplia experiencia en la redacción de libros para estudio del gallego y en la dirección de bibliotecas. La obra lleva en la portada un dibujo de Castelao, de la Virxe do Portal que se conserva en el Museo de Pontevedra. Los misterios del rosario y las letanías van precedidos por fotografías de imágenes o cuadros de iglesias de las provincias gallegas, como A Resurreción de la catedral de Lugo o A Coroación da Virxe de la Ribeira Sacra. Escrivá escribió el libro en 1931, a los 29 años. Antes de cada uno de los misterios, el autor ofrece unas reflexiones, que facilitan al lector la contemplación personal de las escenas. En la presentación participaron Luciano Armas, que hace años tradujo ‘Via Crucis’, Araceli Filgueira y Rafael Silva, editor de Follas Novas.

Avance del n.54 de Romana

Este número de Romana ofrece algunas noticias sobre fieles de la Prelatura en proceso de canonización. Entre ellos se encuentra el decreto de virtudes heroicas del obispo Álvaro del Portillo (1914-1994), primer sucesor de san Josemaría Escrivá al frente del Opus Dei; el boletín reproduce el decreto correspondiente de la Congregación de las Causas de los Santos, autorizado por el Santo Padre Benedicto XVI el pasado 28 de junio. Además, incluye varias informaciones sobre las causas de canonización de Dora del Hoyo (comienzo de la fase instructoria) y Encarnación Ortega (clausura de la fase diocesana).

Por lo que respecta a nombramientos pontificios, se señala que el Rev. Luis Felipe Navarro ha sido nombrado comisario delegado de la Comisión Especial para el tratamiento de las causas de dispensa de las obligaciones provenientes de la ordenación sacerdotal.

Por otra parte, han sido nombrados por el Secretario de Estado Vaticano, Card. Tarcisio Bertone, S.D.B., el Rev. Miguel Ángel Ortiz Ibarz y el Rev. Héctor Franceschi, como consultores de la Oficina del Tribunal de la Rota Romana.

Además, en este semestre algunos sacerdotes de la Prelatura han recibido, con la autorización del Prelado, encargos de obispos diocesanos de Bolivia, Chile, Japón, Nicaragua y Perú. Por otra parte, se han erigido dos nuevos centros de la Prelatura, uno en Roma (Italia) y otro en Córdoba (España).

En la sección “Del Prelado”, se recoge, entre otros nombramientos realizados por Mons. Javier Echevarría, el del vicario de la Prelatura en Kazajstán. También se informa de los viajes pastorales que el Prelado ha realizado en este periodo: visitó de nuevo el continente africano, desplazándose a Camerún, y dentro de Europa, a España y Eslovaquia.

Además, Mons. Javier Echevarría ordenó a 35 nuevos sacerdotes, entre los que se encuentran Ivan Kanyike Mukalazi (primer fiel del Opus Dei de Uganda que recibe el sacerdocio), y Damien Peter Lim Guan Heng (de Singapur).

El Boletín informa que en este semestre han fallecido 384 fieles de la Prelatura del Opus Dei y 17 socios de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. También se da noticia de diversas publicaciones relacionadas con el Opus Dei o su Fundador, entre las que destacan la edición crítico-histórica de Conversaciones (trabajada por José Luis Illanes y Alfredo Méndiz), que recoge el texto original de las entrevistas que san Josemaría concedió a numerosos medios de comunicación, como por ejemplo Le Figaro, The New York Times, Time y L’Osservatore Romano.

El “Estudio” de este número 54 de Romana corre a cargo de Juan Manuel Mora, vicerrector de comunicación de la Universidad de Navarra, y lleva el título: “Universidades de inspiración cristiana: identidad, cultura, comunicación”. El autor desarrolla el artículo desde el punto de vista de la comunicación institucional.

Romana reproduce documentos de la Santa Sede y contiene informaciones y noticias acerca de la actividad del Opus Dei y de su Prelado. La principal actividad de la Prelatura es la asistencia espiritual a sus fieles. Y el primer apostolado del Opus Dei es el que realizan personalmente sus miembros, en sus ocupaciones familiares, profesionales y sociales.

 

El boletín se edita en tres idiomas (castellano, inglés e italiano). Para suscribirse encontrar la información en www.romana.org.

Twitter del Papa

El Papa ha estrenado su twitter, ponemos a continuación sus tres primeros tiwtts

Benedicto XVI @Pontifex_es

Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra respuesta generosa. Os bendigo a todos de corazón.

¿Cómo podemos vivir mejor el Año de la Fe en nuestro día a día?

Dialoga con Jesús en la oración, escucha a Jesús que te habla en el Evangelio, encuentra a Jesús, presente en el necesitado.
Detalles

Una iniciativa del Opus Dei en Santiago

Una iniciativa del Opus Dei en Santiago que tiene que ver con el mundo de la mujer universitaria y el trabajo en el ámbito de los servicios: CET Santiago. Así es, en su nueva web, diseñada por la empresa de Vigo Leader Dreams, se refleja cómo es posible conciliar una brillante carrera universitaria con un trabajo profesional. En el Centro de Estudio y Trabajo (CET) viven muchas jóvenes universitarias que, además de estudiar una carrera, dedican gran parte de su tiempo a trabajar en el sector servicios. Así, consiguen costearse sus estudios y aprenden una actividad profesional que, sin duda, les resultará muy provechosa en su futuro. Pero, para ellas, no es todo estudiar y trabajar. También tienen tiempo para participar en actividades formativas, culturales y de solidaridad… pero… todo esto… ¿es posible? contacta con ellas o visita su página web cetsantiago.

Primera mujer arquitecto gallega

>Construyendo edificios en Galicia
Memorias de Milagros Rey, primera arquitecta gallega

Estoy escribiendo mis memorias y vienen a mi cabeza tantos recuerdos, que no sé si voy a terminar… Pasaron ya ochenta años de mi vida y, contando tantos acontecimientos pasados, me alegro y gozo al confirmar que no me aburrí ni un solo minuto.

Mi padre, arquitecto coruñés, mi madre ama de casa madrileña, con un montón de tíos y abuelos y, desde niña, jugando y dibujando con los delineantes, en el estudio de mi padre, mientras aprendía a leer y escribir. Mi padre quiso también que aprendiese alemán, en vez de ir a la escuela primaria, cuando ya hablaba gallego y castellano. Recuerdo como corregía Castelao mis expresiones en gallego… La maestra, Consuelito, me enseñó matemáticas en la casa y una abuela algo de música. Como enfermé al ir a la escuela, aprendí todo en casa y estudié por libre. Sobre todo aprendí a dibujar, en el estudio de mi padre, y esa fue ya mi gran pasión…

Cuando le formulé a mi padre a idea de ir a Madrid a hacer Arquitectura, no le gustó nada, pero comprendió que estaba decida y me retó: “Si sacas a la primera el examen de estado, te costeo la carrera”. Estudié muchísimo, y saqué el nº 1, con premio extraordinario, en Santiago, así que no tuvo más remedio que darme permiso. También en Madrid tuve que afrontar muchos retos, pues en los cursos de licenciatura en Arquitectura era la única chica de la Universidad. Fueron años apasionantes, en los que descubrí muchas cosas y muchos países. Era una “niña de la guerra”, que había tenido que aprender en tiempos revueltos…

Comencé mi primer trabajo en La Coruña con un equipo de arquitectos. Después, fui trabajando en otros frentes: arquitecto municipal, Jefe de Bomberos, Catedrático de Arquitectura…. Muchos años de trabajo y más de 2300 encargos: polígono de Elviña, Iglesia de Santa Margarita, Torre de los Maestros, La Fuente de Cuatro Caminos, Iglesias de Combarro, Cambados… Mi obra preferida es, quizás, el local social del pescador en Fisterra. Dicen que era de armas tomar y a lo mejor llevan razón. En cualquiera caso, es mi manera de ser y trabajar.

También en mi vida personal tuve grandes retos. Pasé de ser agnóstica a creyente en poco tiempo, de forma imprevista. Dios entró un día en mi vida y desde entonces quise saber más… Me acerqué después a la Obra a través de un sacerdote gran amigo de mi padre, que me facilitó conocer un sacerdote de la Obra arquitecto, D. Ricardo Fernández Vallespín. Entonces comprendí que Dios me hacía descubrir mi vocación y pedí la admisión un mes y medio después, como Agregada del Opus Dei. Mi madre, al no conocer la Obra, quiso preguntar a un religioso, que le contestó que era “una organización bendecida por la Iglesia; más aún, puedo decir que es la perla de la corona de la Iglesia. Dé gracias a dios porque llamara su hija a tan hermosa vocación”. Mi madre me lo contó después, muy emocionada y alegre.

Mis trabajos tenían ahora una perspectiva nueva, apasionante. De cierto que la fe ilumina nuestras actividades y les da luces insospechadas. Comencé a trabajar con un sentido más profundo, viendo mejor los motivos para trabajar bien, a fondo, y hacer construcciones idóneas, estéticas, que resolvieran los problemas de la gente. En esta profesión encontraba muchas ocasiones para actuar de forma ética y no ceder ante propuestas confusas o actuaciones corruptas. En mi trabajo hace falta fijar bien las medidas y los presupuestos, y surgen situaciones que requieren una especial fortaleza para vivir una moral profesional. Algunos colegas me hacían consultas éticas y yo procuraba darles mi opinión, en las distintas cuestiones.

Me gustaba mucho dar clases a los futuros arquitectos y aparejadores. Dediqué muchas horas a enseñarles lo que yo aprendí con los años. Recuerdo también mis esfuerzos en temas deontológicos, para que fueran siempre buenos profesionales. Cuando me jubilé me nombraron profesora emérita.

Fui con mis padres a Roma y allí pude conocer a San Josemaría. Lo pasamos muy bien y me recomendó que descansara, pues trabajaba demasiado. Yo le hablé con entusiasmo de mis bomberos y recuerdo que se reía…

Claro que trabajaba mucho, pero también encontraba tiempo para otras actividades. Recuerdo unas reuniones que tenía, con otras profesionales, en el estudio, los viernes a última hora, y que llamábamos club de música. El gramófono nos permitió escuchar muchas sinfonías de Beethoven y otros músicos.

Aún ahora, gracias a las nuevas tecnologías puedo seguir, a mi edad, colaborando profesionalmente desde mi casa. Comencé un blog para escribir sobre temas de interés y mantener contacto con más personas. En el ordenador voy escribiendo recuerdos, para completar mis memorias. De vez en cuando vienen periodistas y me entrevistan, sobre temas que les parece de interés: ser la primera mujer arquitecto de Galicia y 3ª de España, primer Jefe de Bomberos, mis opiniones sobre edificaciones polémicas, los recuerdos sobre la catástrofe aérea del primero Reactor en A Coruña, etc.

Un momento de especial emoción fue la concesión de la Medalla Castelao en 1995. En el discurso, el presidente habló de Castelao como símbolo de unión entre gallegos y subrayó el “ferviente amor” de los galardonados a Galicia y su trabajo en favor del pueblo y la tierra. Efectivamente, toda mi vida fue un reto continuo, apasionante, que quiero transmitir en mis memorias, y que ofrezco con amor a Galicia y a todo el mundo, desde la web, para invitar a todos a aprovechar su vida trabajando bien y con entusiasmo ¡Vale la pena!

>Opus Dei

>

OPUS DEI
  • A. ¿Qué es el Opus Dei?
  • B. Historia breve del Opus Dei.
  • C. Palabras de los Papas sobre san Josemaría y el Opus Dei.

A. ¿QUÉ ES EL OPUS DEI?

1. ¿Qué significa Opus Dei? Opus Dei significa en latín Obra de Dios.

2. ¿Qué es el Opus Dei? Según el punto de vista se pueden dar varias definiciones:

  • Desde el punto de vista espiritual, el Opus Dei es un camino de santificación en el trabajo profesional y en el cumplimiento de los deberes ordinarios del cristiano.
  • Una definición descriptiva: el Opus Dei está formado por personas de todas las profesiones (agricultores, enfermeras, arquitectos, amas de casa…), que tienen en común la búsqueda de la santidad en esa vida corriente.
  • En cuanto a la actuación, el Opus Dei es una gran catequesis, pues ofrece formación cristiana a quien lo desea.
  • Para los que lo conocen, el Opus Dei es una familia. Aluden así a la caridad cristiana llena de afecto y simpatía acogedora que el Opus Dei enseña en sus medios de formación.
  • Desde el punto de vista jurídico, de organización eclesiástica, el Opus Dei es una Prelatura personal de la Iglesia católica. (Simplificando un poco, una Prelatura personal viene a ser una diócesis con unas características peculiares).

3. ¿Cuando nació el Opus Dei? Dios nuestro Señor hizo ver el Opus Dei a San Josemaría Escrivá el 2 de octubre de 1928.

4. ¿En qué países se puede encontrar el Opus Dei? En toda América y buena parte de Europa; en Australia, Nueva Zelanda y en muchos países de Asia y Africa (por ejemplo, Japón, Filipinas, India, Kazajistán, Kenia, Nigeria, Congo, Camerún, etc.).

5. ¿Quién puede pertenecer al Opus Dei? Pueden pertenecer al Opus Dei las personas que han recibido esa vocación divina; una llamada de Dios a buscar la santidad en el trabajo , y a promover en otros ese encuentro con el Señor en la vida ordinaria.

6. ¿Cómo saber si se tiene esa vocación? Una vocación es un gran don divino. Para descubrirla es necesario rezar preguntando a Dios por su voluntad. También se precisa conocer la opinión de los directores del Opus Dei, que lógicamente conocen bien las características de la vocación al Opus Dei y ayudarán a discernir si uno tiene esa vocación .

7. ¿Qué enseñanzas trasmite el Opus Dei? Siguiendo a san Josemaría Escrivá, el Opus Dei difunde las enseñanzas de Jesucristo, y las aplica a la vida ordinaria procurando hacer amable la santidad en medio de las tareas cotidianas.

8. ¿La formación que trasmite el Opus Dei es teórica? El Opus Dei procura que sus enseñanzas sean a la vez teóricas y prácticas, de modo que haya equilibrio, coherencia y unidad en la vida del cristiano. En los medios de formación del Opus Dei, además de aprender ideas, se reciben consejos y ánimos para aplicarlas en la realidad.

9. ¿Qué aspectos abarca esta formación? Las enseñanzas que se reciben en el Opus Dei se pueden agrupar en varios temas:

  • Formación doctrinal: para conocer bien las enseñanzas de la Iglesia católica.
  • Formación humana y espiritual: para adquirir las cualidades propias del cristiano que desea amar intensamente a Dios en medio de su trabajo ordinario.
  • Formación apostólica: fomentando el interés por la salvación de las almas.

B. HISTORIA BREVE DEL OPUS DEI

En la historia del Opus Dei, como en cualquier institución cristiana, lo principal es la actividad divina en el interior de las personas. Pero esto es difícil de reflejar en breves líneas por ser asuntos espirituales. Si nos fijamos más en los aspectos exteriores, la historia del Opus Dei puede resumirse así:

Inicios del Opus Dei

1928 . . . Fundación. El día 2 de octubre, en Madrid, Dios nuestro Señor muestra el Opus Dei a San Josemaría Escrivá.

1933 . . . Se abre el primer centro del Opus Dei: la academia DYA que pronto pasó a ser residencia universitaria.

1941 . . . El obispo de Madrid Mons. Leopoldo Eijo y Garay, que conoce y bendice el Opus Dei desde sus comienzos, otorga su aprobación diocesana. Tres años después ordena a los tres primeros sacerdotes del Opus Dei: Mons. Álvaro del Portillo, D. José Mª Hernández de Garnica y D. José Luis Muzquiz.

1947 . . . La Santa Sede emite la primera aprobación pontificia. El año anterior San Josemaría Escrivá se ha trasladado a vivir a Roma.

1950 . . . Pio XII concede la aprobación definitiva del Opus Dei.

Expansión del Opus Dei

El Opus Dei nació en España, pero con vocación universal. En cuanto lo permitió la segunda guerra mundial, el Opus Dei empezó su desarrollo en otros países:

1946-47 . . . Comienza el Opus Dei en Europa: Portugal, Italia, Gran Bretaña, Francia, Irlanda.

1949-51 . . . Inicios en América: México, EEUU, Chile, Argentina, Colombia, Venezuela.

1951-57 . . . En otros países de Europa y América.

1958 . . . . . . Comienzos del Opus Dei en África y Asia: Kenia y Japón.

1963 . . . . . . Se empieza en Oceanía: Australia.

etc . . . . . . . (Actualmente se encuentra en más de sesenta países).

Madurez del Opus Dei

1969 . . . San Josemaría Escrivá convoca un Congreso extraordinario del Opus Dei para estudiar el paso jurídico a Prelatura Personal, figura que acaba de crear el concilio Vaticano II.

1975 . . . Fallece en Roma San Josemaría Escrivá. En ese momento pertenecen al Opus Dei unas 60.000 personas. Le sucede Mons. Álvaro del Portillo.

1982 . . . Juan Pablo II establece el Opus Dei como Prelatura Personal.

1994 . . . Fallece en Roma Mons. Álvaro del Portillo. Le sucede Mons. Javier Echevarría.

2002 . . . Juan Pablo II canoniza a San Josemaría Escrivá, que así entra a formar parte de los santos de la Iglesia católica. En esos momentos hay unas 84.000 personas del Opus Dei.

C. PALABRAS DE LOS PAPAS SOBRE SAN JOSEMARÍA Y EL OPUS DEI

Juan Pablo II

“Manifestación evidente de esta Providencia divina es la presencia constante a lo largo de los siglos de hombres y mujeres, fieles a Cristo, que iluminan con su vida y su mensaje las diversas épocas de la historia. Entre estas figuras insignes ocupa un lugar destacado el beato Josemaría Escrivá, que, como subrayé el día solemne de su beatificación, recordó al mundo contemporáneo la llamada universal a la santidad y el valor cristiano que puede adquirir el trabajo profesional, en las circunstancias ordinarias de cada uno”. (14-X-1993).

“Con sobrenatural intuición, el beato Josemaría predicó incansablemente la llamada universal a la santidad y al apostolado. (…) En una sociedad en la que el afán desenfrenado de poseer cosas materiales las convierte en un ídolo y motivo de alejamiento de Dios, el nuevo beato nos recuerda que estas mismas realidades, criaturas de Dios y del ingenio humano, si se usan rectamente para gloria del Creador y al servicio de los hermanos, pueden ser camino para el encuentro de los hombres con Cristo”. (17-V-1992).

Juan Pablo I

“Escrivá de Balaguer, con el Evangelio, decía continuamente: “Cristo no nos pide un poco de bondad, sino mucha bondad. Pero quiere que lleguemos a ella no a través de acciones extraordinarias, sino con acciones comunes, aunque el modo de ejecutar tales acciones no debe ser común”. Allí “nel bel mezzo della strada”, en la oficina, en la fábrica, nos hacemos santos a poco que hagamos el propio deber con competencia, por amor de Dios, y alegremente, de manera que el trabajo cotidiano se convierta no en una “tragedia cotidiana”, sino en la “sonrisa cotidiana””. (25-VII-1978).

Pablo VI

“Consideramos con paterna satisfacción cuanto el Opus Dei ha realizado y realiza por el Reino de Dios; el deseo de hacer el bien, que lo guía; el amor encendido a la Iglesia y a su Cabeza visible, que lo distingue; el celo ardiente por las almas, que lo empuja hacia los arduos y difíciles caminos del apostolado de presencia y de testimonio en todos los sectores de la vida contemporánea”. (1-X-1964).

Resumen de los textos seleccionados por el Vaticano en su web: www.vatican.va